¿Es normal que el nadador tenga lesiones en los hombros?

posted in: Blog | 0

Uno de los problemas más conocidos en los nadadores son las lesiones de hombros. Sin embargo, debemos preguntarnos ¿son estos dolores o lesiones normales? ¿Es una etapa que el nadador deba forzosamente experimentar para llegar a ser un atleta de elite? La respuesta es no, los nadadores no deben de sufrir lesiones que provengan de su actividad deportiva. Por sobre todos los deportistas, los nadadores son los atletas que menos lesiones deben ser provocadas por su actividad.

Al no ser un deporte de contacto y, es más, ni siquiera es un deporte de impacto como correr o saltar. El ambiente del nadador es en un medio que incluso disminuye los impactos al tener la densidad del agua rodeando al cuerpo humano y disminuyendo la velocidad de sus movimientos en comparación con cualquier otro ambiente deportivo.

Por este motivo el nadador debe ser el atleta sin lesiones por excelencia. Existe un solo motivo por el cual los nadadores pueden tener lesiones en los hombros y este es *el estrés por la repetición de los movimientos en las mismas articulaciones*. Pero entonces “¡Todos los nadadores van a tener dolor de hombro por repetir tantas brazadas!”, eso es como decir que todos los automóviles deben quedarse parados en la carretera al hacer trayectos largos. En realidad, cualquier máquina debe tener mantenimiento preventivo para evitar descomponerse por el uso excesivo, y el cuerpo humano no es diferente. Debemos tener ejercicios preventivos para evitar estas lesiones.

Como vimos anteriormente, el ambiente de los nadadores no debe provocarles lesiones, entonces, el problema está en el ambiente interno, es decir, los músculos. El esfuerzo constante en los músculos que rodean las articulaciones que se utilizan una y otra vez en el entrenamiento (Para el nadador lógicamente son los hombros). Un factor que es primordial en que existan lesiones en los músculos es la trayectoria de las manos dentro del agua. Recordemos que el agua es una resistencia, y actúa como tal cuando tratamos de empujarnos de ella. Por tanto, llevar la mano en posiciones o hacia direcciones incorrectas genera un mayor estrés en la articulación que se ve todavía más estresada con el número de repeticiones de cada sesión de entrenamiento.

Es necesario dar un mantenimiento preventivo a los músculos y ese es el motivo por el cual apareció el *“Dryland”* o *“ejercicio en seco”*. El motivo real por el que los nadadores hacen ejercicios fuera del agua inicialmente no es un tema de aumentar su condición o fuerza, sino como prevención de lesiones. Para poder prevenir lesiones durante tu entrenamiento no olvides incluir los ejercicios preventivos en tus sesiones al menos 3 veces por semana.

Los ejercicios para prevenir pueden usarse durante el Dryland, en trabajo específico de fuerza, En terapias de Activación Muscular o incluso durante el calentamiento dentro y fuera de la alberca. Existe un sinnúmero de ejercicios preventivos para los hombros, pero si deseas conocer algunos específicos para nadadores no dejes de visitar este blog.

*Equipo de Become Water*
*www.bew.com.mx <www.bew.com.mx>* *info@bew.com.mx* <info@bew.com.mx>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *